El attrezzo en una ponencia es tan importante, frente al contenido de la misma, que el mismísimo director de cine Stanley Kubrick, llegó a decir que si puedes hablar lo suficientemente brillante sobre un tema, darás la impresión de lo que dominas.

En oratoria ¿a qué llamo attrezzo? a todo aquello que no es el mensaje principal. No solo a la parte física que rodea al orador (escenario, asientos, luces, ropa, etc.), sino también al cómo está comunicando su mensaje, su tono de voz, los silencios que utiliza, el ritmo de su oratoria, etc.

En más de una industria hemos visto productos y servicios peores, que han llegado a imponerse sobre otros que eran claramente mejores, desde el ya histórico sistema de vídeo VHS de JVC, que se impuso no solo a un sistema mejor, sino a dos: el Betamax de Sony y el Video 2000 de Philips y Grundig, y como este caso muchos otros. E igualmente sucede en los eventos, no siempre se lleva el mayor aplauso y valoración, el que ha realizado la mejor aportación, muchas veces gana el más elocuente.

Esto no solo sucede en un escenario, también en una sala de reuniones, y asimismo en cualquier transacción comercial. La capacidad de brillar en tu exposición, es directamente proporcional, a los resultados que podrás lograr. Por lo que es imperiosamente importante, que cuides y entrenes todos los aspectos de tu forma de hablar en público, no es sólo lo que dices, es casi incluso más importante, cómo lo dices. Recuerda que podría llegar alguien que aun siendo peor, se lleve los resultados que tú deseas.

La importancia del attrezzo al hablar en público - Fernando Alvarez - Por encima de lo que cuentas es como lo_cuentas lo que sera mas recordadoEs conocido que el mismísimo Steve Jobs, ensayaba una y otra vez sus presentaciones, y cuidaba cada palabra que decía, cómo la decía, cómo incidía la luz sobre él y sobre el producto que iba a presentar, y no cesaba en reajustar cualquier aspecto de su exposición, hasta que no estaba convencido que estaba todo orquestado, para que se obtuviera el mejor y mayor impacto sobre la audiencia. Si incluso, el gran comunicador Steve Jobs lo hacia, tal vez ha llegado el momento de que sin importar lo buenos que podamos ser, nos tomemos mucho más en serio, cada aspecto de nuestra comunicación.

Uno de los aspectos que hacen más brillante tu oratoria, es si con ella puedes emocional a quien te está escuchando. Cada vez que añadas una frase, un elemento físico, pienses en un tono o ritmo de comunicación, tienes que hacerte la pregunta ¿cómo afectará al estado emocional de quien está escuchando? Recuerda que tú eres quien dirige la orquesta, por lo que tienes la capacidad de controlar todos los elementos, para que en los oyentes, se produzca una reacción concreta, la que deseas.

Igualmente es importante, que cada palabra sea seleccionada no solo por su significado lingüístico, sino por su trasfondo emocional, las palabras son como balas que van directamente a la mente y el corazón de la audiencia, ni las malgastes, ni las utilices en vano, como francotirador del lenguaje, sabes que cada palabra tiene un valor incalculable.

¿Todo esto quiere decir, que lo que vas a decir no tiene importancia? ¿que puede ser una tontería, incluso y que no importa? Por supuesto que no, el mensaje es importantísimo, eso no creo que requiera ni discutirlo, pero sería una pena, que teniendo un mensaje así que transmitir al mundo, al final no llegue o no se recuerde, porque se termine recordando otro de menor valor, ya su locutor fue más brillante, ¿no crees?

¿Cómo haces tú, para brillar más en tus comunicaciones? ¿qué elementos tienes en cuenta o añades? Te invito a que compartas tu opinión sobre este tema en los comentarios, juntos podemos profundizar más y aprender. Y si te ha aportado este contenido, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, podemos lograr que mejore notablemente la comunicación de muchas personas.