Novalis, escritor y filósofo, utilizó las palabras con total precisión, como un cirujano utiliza su bisturí, para definir la esencia de la comunicación en general, y de la oratoria en particular. Cuando tienes delante a una audiencia, y quieres transmitirles tus ideas, la forma, el cómo lo hagas, es absolutamente crítico, y este “cómo lo haces”, es lo que diferencia una ponencia de éxito, de una que es un fracaso total.

Hay muchas formas de transmitir una idea, en este caso nos vamos a centrar en la parte oral, específicamente en la parte de las palabras (ya hablamos hace tiempo, de la importancia de elegir adecuadamente cada palabra, en nuestra exposición ante un auditorio). Desde una perspectiva simplista, pueden parecer sencillamente palabras, concatenadas unas a otras, y que en su conjunto, trasladan un mensaje al público, y así es, pero si miramos más profundamente, podemos ver que según las utilicemos, igual que sucede con las notas musicales, estas palabras podrían componer una armoniosa melodía, que inunde de emociones a las personas que tenemos delante, y de esta forma, nuestro mensaje impacte con mayor notoriedad, y además sea recordado en el futuro.

Debemos partir de la premisa, que todos recordamos mucho mejor, las emociones que alguien nos hizo sentir en el pasado, frente a lo que nos dijeron exactamente. Entre otros factores esto es debido, a cómo armonizó esa concatenación de palabras, y lo que eso nos transmitió a nosotros.

Es clave tomar conciencia, que escribir una conferencia, es como escribir un concierto musical. Hay varios instrumentos que aportarán valor a la experiencia (tanto lo verbal, como lo no verbal), y cada uno tendrá que tener su propia partitura, para que suenen armónicamente conjuntamente con el resto. Sólo de esta forma, podrás alcanzar un resultado único, excelente y así lograrás crear un impacto en tu audiencia, que no olvidarán fácilmente.
Hay un una serie de posibles instrumentos, que puedes incluir cuando hablas en público, no siempre podrás controlar todos, pero sí que los tendrás que tener en cuenta, aquí te enumero unos cuantos:

  • Los grandes oradores no hacen ponencias, dan conciertos - Fernando Alvarez - Escribir el guion de una conferencia es_como escribir la partitura de un concierto varios instrumentos y todos enviando un unico mensajeTemperatura de la sala
  • Diseño y decoración de la sala
  • Tipo de asiento (cómodo, incómodo, etc.)
  • Disposición de las sillas (formato teatro, circular,…)
  • Luz natural
  • Hora del día de tu exposición
  • Posible cansancio o frescura de la audiencia
  • Calidad del sonido (micro, sin micro, etc.)
  • Usas Power Point (tendrás imágenes, habrá vídeos, sonido de los vídeos, calidad imagen, tamaño pantalla, etc.)
  • Tu ubicación y distancia con el público (cerca, lejos, a su altura, en un estrado, etc.)

Como ya te puedes hacer una idea, hay muchos más, pero con esta lista, tienes una perfecta guía para comenzar y llevar tus resultados como orador al siguiente nivel de excelencia, porque te aseguro, que si gestionas estos factores, tu nivel de impacto aumentará notablemente.

Recuerda que la próxima vez que hables en público, será como si dieras un concierto de música, y como director de orquesta que eres, tienes que tenerlo todo en cuenta, y controlado en la medida de lo posible, para asegurarte que la experiencia sea única, y tu puesta en escena inolvidable.

¿Qué otros elementos, consideras que hay que tener en cuenta en una conferencia? ¿Qué otras cosas añadirías, para que una ponencia sea lo más armónica posible? Me encantaría que lo escribieras más abajo en la sección de comentarios, así todos podemos aprender y crecer. Y si te ha gustado este contenido, te invito a que lo compartas en tus redes, así juntos podemos lograr que muchas más personas mejoren su comunicación, y de este modo podamos lograr que todos nos entendamos más y mejor.