Gracias a Fran Chaves que me pasó el link a su post, tuve conocimiento de este corte de la entrevista que hizo Oprah Winfrey al monje budista Thich Nhat Hanh. Además recomiendo encarecidamente leer, escuchar o ver cualquier contenido en el que participe. En este caso hablan acerca de la muerte.

Al principio de la historia de la humanidad, la ciencia que existía en aquel entonces, determinaba que cada energía estaba separada y no se relacionaba con otras. Muy posteriormente se descubrió que la energía, ni se crea ni se destruye, solo se transforma. ¿Podría ocurrir lo mismo con los seres humanos?

Es lo que Thich Nhat Hanh nos muestra, que cuando morimos, en verdad lo que hacemos es cambiar de forma, pero no desaparecemos, solo modificamos la manera en la que “somos” o “estamos”. La vida solo es un estado de nuestro ser, como el agua, el vapor o el hielo, son estados de la misma esencia.

Cuando comprendes una gota de agua, comienzas a conocer los secretos del mar. Comprender la vida del ser humano, no es más que comprender una parte del ser humano. Somos mucho más que esta fase o estado de existencia.

En palabras del propio Thich Nhat Hanh a la pregunta de Oprah ¿Qué ocurre cuando morimos?: “Es como una nube en el cielo. Cuando la nube no está en el cielo, no significa que la nube haya muerto, la nube continúa en otras formas, como lluvia, nieve, o hielo. Así que uno puede reconocer su nube en sus nuevas formas. Si estás muy encariñado de una nube hermosa, y si tu nube no está más ahí, no deberías estar triste. Tu amada nube pudo haberse convertido en lluvia, llamándote ‘querida, querida ¿No me ves en mi nueva forma?’, entonces no serás golpeada por la pena y la desesperación, tu ser amado continúa siempre. La meditación te ayuda a reconocer su presencia constante en nuevas formas. Nuestra naturaleza es la naturaleza sin nacimiento y sin muerte, la naturaleza de la nube también. Una nube no puede morir nunca. Una nube puede volverse nieve o granizo… o lluvia, pero es imposible para una nube pasar de “ser” a “no ser”. Y esto es verdad para tu ser amado. Ella no ha muerto, ella continúa en muchas formas nuevas, y uno puede mirarla profundamente y reconocerla en uno y alrededor de uno”.

En este momento podría decirse que esto es filosofía, que es una cuestión de creencias o fe. Tal vez la ciencia nos lo demuestre no dentro de mucho tiempo. Hasta entonces, yo te invito a que tú decidas creer aquello que a ti te haga bien, aquello que te facilite vivir, que te aporte serenidad, paz y armonía. Porque resulte la realidad que resulte, hasta que se demuestre, e incluso aún después, para ti la verdad será aquella que decidas creer.

Enlace al vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=qFf55Hmyy2c

 

Imagen: A tree in four seasons – 3d render Fuente: Shutterstock