Parece que el poeta romano Horacio, hubiera visto el futuro actual cuando dijo, “La palabra dicha no vuelve atrás”. Y hoy más que nunca, ya que vivimos una era, en la que todo queda grabado, y parece que nada se borra. Ni en nuestros dispositivos que cada vez tienen más y más capacidad, ni por supuesto en las grandes compañías como Google, Microsoft, Amazon, etc. que parece que tuvieran una capacidad infinita de almacenamiento, supongo que en breve necesitaremos otro planeta, aunque solo sea para alojar toda esta memoria. Pero, y aquí viene lo importante ¿esto cómo nos afecta? ¿positiva o negativamente? Como tantas otras cosas, de ambas formas, depende de nosotros.

Si lo que decimos es algo importante, se podrá convertir en un legado para las generaciones venideras. Por lo que es algo muy, muy importante, es casi un privilegio o un milagro, que puedan escuchar y ver palabra a palabra, lo que alguien dijo en esta era. ¿Te imaginas poder escuchar exactamente las declaraciones de Cristobal Colón, tras volver de descubrir las Indias, a la “prensa” del momento? ¿o alguna ponencia que pudiera haber hecho Aristóteles, Sócrates o Platón? Lo dicho hoy, podrá aportar un valor incalculable al aprendizaje del futuro, y tú puedes ser parte de ese regalo a las generaciones futuras.

Ahora bien, si no eres congruente con lo que dicessi has utilizado palabras inadecuadassi has dicho mentiras o has faltado a la verdad, o si simplemente no cuidas lo que dices en tus discursos, entonces se convertirá en algo muy negativo para ti, porque igualmente, se convertirá en tu legado, y además, con el paso del tiempo se podrá verificar y contrastar todo lo que has dicho y hecho, y esto será juzgado y criticado, para bien o para mal, en este caso, claramente para muy mal.

Te gustaría dejar el mejor legado - Fernando Alvarez - Habla hoy de forma que cuando te_escuches en el futuro te sientas orgulloso de lo que has dicho ese sera tu legadoPor eso es de vital importancia, el cuidar cada palabra que se pronuncia cuando hablamos en público, es de crucial importancia el verificar si lo que decimos es cierto, y especialmente, las consecuencias a futuro que tiene esto que estamos comunicando.

No podemos quedarnos, en la perspectiva cortoplacista del deseo de resultados inmediatos, debemos mirar más allá, mucho más allá. Debemos valorar en cada exposición pública que hagamos, cuál es nuestra contribución al futuro de la humanidad, no solo la que nos rodea hoy día, sino la que está por llegar, y de esta forma, posiblemente estaremos creando un futuro más positivo para todos.

Es cierto que los grandes desastres de la humanidad, estuvieron ejecutados por personas con “buenas intenciones”, pero esto ya por sí solo, da para una serie de post a parte. Sí, es importante que te dejes aconsejar por otras personas, que escuches más allá de tus propios labios, nuevas opiniones, y no necesariamente aquellas que te confirmarán tus pensamientos, sino aquellas que te contradirán, porque ellas serán las que te hagan reflexionar, y esto te hará mejor.

Y hagas lo que hagas, no olvides que ya todo queda grabado directamente o indirectamente, a través de las crónicas de aquellas personas que te vieron y escucharon, habla de forma que en el futuro, no te avergüences de lo que has dicho.

¿Qué opinas sobre el hecho de que hoy día, todo está quedando registrado, grabado? ¿Cómo te afecta y cómo has decidido aprovecharlo positivamente? Me encantaría conocer tus reflexiones sobre este tema, puedes dejarlas más abajo en los comentarios, entre todos podemos mejorar y aprender mucho más. Y si te ha aportado o te parece interesante este contenido, te invito a que lo compartas, de este modo me ayudas a ayudar a otras personas a mejorar su comunicación, y que en el futuro todos tengamos mucho mejor legado y menos arrepentimientos.