Parece que William Shakespeare viviera en nuestros días, cuando dijo: “Ser honrado tal como anda el mundo, equivale a ser un hombre escogido entre diez mil”. Por que efectivamente, hoy es absolutamente aplicable, como parece ser que lo era, hace más de 400 años, en este aspecto, parece que no hemos evolucionado mucho.

Y de cara al posicionamiento y diferenciación de nuestra marca personal, es una formula más que recomendable, no digo que ahora no seas honrado, nada más lejos. Lo que digo, es que si te haces una lista, de los valores y principios que en general echas en falta en nuestra sociedad, o al menos en tu sector profesional, y sientes que alguno de ellos al menos, lo vives como un pilar, entonces tienes un elemento, para añadir a la diferenciación de tu marca personal. 

Pero hay que diferenciar claramente, entre decir que se vive un valor y principio (todos lo dicen), y vivirlo de verdad. Para mí, algo se lleva realmente dentro, cuando preguntas a los demás sobre qué valores y principios, ven que son fundamentales para ti, y enumeran esos que tú piensas. Ahora bien, si crees que los tienes, pero los demás no los ven, algo incongruente está sucediendo ahí, o bien no los tienes tanto como piensas, o no los muestras como sería deseable. Te invito a que lo hagas, a que como ejercicio, realices esa lista de valores y principios que tienes, y que por otro lado, pidas a tu entorno más cercano, que haga esa misma lista de lo que ven en ti. Después unifiques en una lista, lo que te envíen, y la contrastes con la tuya. Estoy seguro, que además de alguna que otra sorpresa (siempre hay diferencia entre cómo nos vemos y cómo nos ven), encontrarás coincidencias, que serán clave para definir con más detalle, el posicionamiento y diferenciación de tu marca personal.

Diferenciar Marca Personal - Fernando Alvarez - Una marca personal basada en principios_y valores que otros desean obtiene un posicionamiento y_deferenciacion radicalesLas marcas más potentes, sean personales o no, son aquellas que defienden cuestiones a las que muchos aspiran, cosas que se quieren tener en la vida, como por ejemplo placer, lujo, felicidad, distinción, elegancia, etc. Y esto para las marcas corporativas puede estar bien, pero ¿es lo que quieres para posicionar tu marca personal? o ¿deseas posicionarte con algo que tenga mayor calado en el interior de las personas con las que te relacionas? Ni mucho menos digo que la elegancia o la felicidad estén mal, ahora bien, como posicionamiento personal, opino que es un tanto genérico y tal vez poco personal.

En muchas ocasiones, la mejor forma de comunicarlos, no es expresándolo verbalmente, sino mostrándolo, con el ejemplo, porque entonces estás hablando al subconsciente, y en consecuencia estás penetrando mucho más profundamente en la mente de la otra persona.

Por lo que permíteme que insista, ¡sé radical! y posiciona tu marca personal con valores y principios que el mundo necesita, desea, pero sin embargo no encuentra fácilmente en la sociedad. 

De este modo podrás destacar fácilmente, y diferenciarte de la gran masa, que no hace otra cosa que evitar diferenciarse, para no ser señalados y correr el peligro de ser rechazados. Al principio siempre se rechaza lo que no es habitual, pero si es bueno de verdad, no tardamos en abrazarlo y quererlo para nosotros. Ha sido así por los siglos de los siglos, y todo indica que así seguirá siendo.

¿Y lo mejor de todo? que si de verdad están integrados en ti esos valores o principios, no tendrás que esforzarte mucho en vivirlos plenamente. Solo tendrás que tenerlos presentes cuando te encuentres ante una encrucijada, para que te ayuden a decidir el mejor camino, y de ese modo tu vida, tu hacer, será la muestra que los demás necesitan y desean ver para seguirte.

¿Qué opinas de la importancia de los valores y principios en las marcas personales? ¿ser radical te parece la mejor opción? Deja tus reflexiones en los comentarios más abajo, y así entre todos podemos abrir la conversación y la reflexión para aprender más, y mejorar nuestras marcas personales. Y si te ha gustado este planteamiento, te invito a que compartas en las redes sociales este post, y de este modo ¡ayudamos juntos a muchas más personas a ser radicales!