Cuando afrontas un gran proyecto, una de las cosas más difíciles, es armarse de valor y no desanimarse cuando ves lo complejo y difícil del camino a recorrer. En muchas ocasiones parecerá imposible, en otras sencillamente inimaginable lograrlo. Y esto habitualmente es así, por nuestro sentido de la urgencia, por nuestra “necesidad” de que todo ocurra de la noche a la mañana. Y ya nos lo enseñó el gran Jim Rohn cuando nos dijo, que no podemos cambiar nuestro destino de la noche a la mañana, pero que sí podemos cambiar de dirección, y esto será ya comienzo suficiente y palanca de cambio adecuada, como para cambiar nuestro destino.

Cómo cambiar tu destino, todo lo que necesitas saberAhora imaginate que estás en el punto A, y que de no cambiar tus acciones, tu rumbo te llevará a B, pero en verdad, tú lo que quieres es ir a C, aunque en este momento no te imaginas, ni por lo más remoto el “mega” giro que debes dar, ni cómo darlo. Si pretendes en un solo día, cambiar totalmente el rumbo, será un gran esfuerzo, es lógico que no sepas ni por dónde comenzar, y además te parezca imposible. Ahora bien, si te das más tiempo, y sólo te ocupas de dar un pequeño paso, para poder estar un poco más cerca de esa nueva dirección, hoy solo debes cambiar un grado tu rumbo, hacer una pequeña tarea o dejar de hacer algo que estás haciendo, y esto te acercará un poquito a lo que deseas. La semana próxima solo tendrás que realizar la misma acción, y poco a poco, cuando te quieras dar cuenta, habrás podido cambiar de dirección y en consecuencia, habrás cambiado tu destino, tal vez no de la noche a la mañana, pero el cambio se ha realizado.

Es importante desarrollar una perspectiva, del tiempo necesario para realizar cambios, y no dejarse gobernar por el despotismo que marca la falsa urgencia, porque de hacerlo, nos desanimaremos y seguiremos en el mismo lugar donde estamos. Tenemos la capacidad de cambiar cualquier cosa en nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestra empresa, por grande que parezca la aventura, será posible si cada semana, tan solo nos centramos en dar un pequeño paso hacia nuestro objetivo, y subrayo lo de pequeño paso, esa es la clave para lograr un cambio sin sentirlo imposible.

Cómo cambiar tu destino, todo lo que necesitas saber - Fernando Alvarez - Si quieres cambiar tu futuro asegurate_de cambiar el dia que vives hoyHaz una lista de cosas que te gustaría cambiar, mejorar o sencillamente optimizar en los próximos meses. ¿Qué pequeño paso podrías dar esta semana? ¿en qué consistiría? No te preocupes por lo que tendrás que hacer después, ahora sólo céntrate en la respuesta a estas dos preguntas, y la semana próxima, vuelve a hacerte estas preguntas, pero no estando donde estás ahora, sino desde donde estarás por haber puesto en acción, la respuesta de hoy.

Alcanzar el máximo rendimiento en cualquier área de nuestra vida, especialmente en la profesional, en la empresarial, consiste en mejorar cada día un poco, nada más. Es lo que los japoneses llaman Kaizen, una filosofía que de aplicarla, cambiará tu destino para siempre.

¿Qué estás haciendo para crecer? Me encantaría conocerlo, seguro que aportarás muchas ideas a otros lectores de Desde La Trinchera, si lo reflejas en los comentarios más abajo.

Y si este contenido te ha parecido interesante, te reto a que lo compartas en tus redes sociales. Ayudemos a más personas a inspirarse y llenar su vida de retos y emociones únicas. Juntos sumamos mucho más.