De Marca Personal, éxito, egos y fama, parece que sabía mucho Pío Baroja cuando dijo “cuando el hombre se mira mucho a sí mismo, llega a no saber cuál es su cara y cuál es su careta”, porque por desgracias muchas veces, la consecuencia del éxito es precisamente ensimismarse demasiado con uno mismo, y terminar perdiendo la esencia de tu marca personal, y posiblemente a ti en el camino.

Se puede ver de forma superficial este “problema”, pero yo te invito a que lo veas en profundidad, porque esto que parece sencillo de entender, es mucho más difícil de implementar, y se puede llegar a convertir en un verdadero problema. Cuando terminas no sabiendo quien eres, y por mantener tu careta, precisas la constante aprobación del mundo exterior, tu autoestima se ve mermada drásticamente y en consecuencia en tu vida, comienza una espiral de descenso de la que se puede, pero cuesta salir.

Como por ejemplo le sucedió a Essena O’Neill, la modelo de 18 años que llego a tener 712.000 seguidores en Instagram, donde poco a poco paso de quién era, al producto que los demás querían que fuera, porque les era de utilidad, y en el camino se olvidó de sí misma, como declaró en más de una ocasión. Ella misma expresó su actividad como “el trabajo de editar tu propia vida, para luego compararla con otras vidas editadas“, y reconoció, que esto dista mucho de ser la vida real. Someterse a ese tipo de “tirano interior” que había creado, le llevo a transformarse en un “pequeño monstruo” que gritaba a todo el mundo, comía por pose, no por salud, etc.. Literalmente se perdió a sí misma, para vivir esa vida de Photoshop.

marca personal - Fernando Alvarez - De que te sirve lograr el mayor exito economico o de reputacion si te pierdes a ti mismo en el caminoTú y yo sabemos, que eso solo le ocurre a personas muy particulares, que a ti ni a mí eso nos va a ocurrir ¿verdad? Pero solo por un momento, ¿te imaginas que te pagaran 1.300 euros por un post? supongo que por ese beneficio, estarías dispuesto a hacer algún que otro sacrificio, ¿no es así? y en un momento dado, ese sacrificio te llevaría a otro, y así sucesivamente, hasta que llega un día, en que te miras en un espejo y no te reconoces, no sabes reconocer en quién te has convertido. Esa cantidad, es lo que ella dijo ganaba con facilidad en más de una ocasión, sencillamente por lucir el vestido de una marca (cuando se logra una marca influyente, los parámetros económicos que se manejan, son radicalmente distintos a cuando no se tiene), y es importante estar preparado, para cuando recojas los frutos de todo tu esfuerzo, en desarrollar una marca personal que brille.

Recuerda que las cosas no suceden de la noche a la mañana, nos daríamos cuenta y reaccionaríamos. Normalmente suceden poco a poco, comenzando por situaciones o cuestiones sin mayor importancia o trascendencia en apariencia, especialmente en el corto plazo, ahora bien, en el largo plazo, esas y otras decisiones y acciones que tomamos, pueden cambiar totalmente el rumbo de nuestra vida.

Precisamente en el mundo de los negocios online, especialmente el de los emprendedores que “venden” su marca personal, no una marca corporativa, existe mucho postureo como bien nos cuenta mi buen amigo Chema Espejo en su post, mucha pose no real, de lo que se quiere que se vea, y cuando te asomas a ese mundo, ves un impresionante jardín “flower power supercalifragilisticoespialidoso”. No hay nada gris, ni oscuro, todo es pura belleza, éxito y felicidad ¿quién no querría comprar una vida así? Después conoces en el mundo real (en offline) a algunas de esas “flores”, y resulta que están llenas de espinas, curiosamente hacia dentro, y las hojas no les lucen ni en primavera. La foto pudo quedar preciosa, no lo dudo, pero cuando se apagan las luces y esa persona está en la intimidad de su propia casa, esa belleza se desvanece y solo deja espacio a la cruda y amarga realidad de alguien, que suele pasar de vivir en un mundo maquillado, a vivir en el mundo de sus propias mentiras, ya no distingue su cara de su careta.

¿De qué te sirve lograr el mayor éxito económico o de reputación si te pierdes a ti mismo en el camino?

¿Quién disfrutará la vista desde la cima, si tu verdadero yo ya no está ahí?

En tu trabajo de desarrollar y mejorar tu marca personal, tu posicionamiento, no olvides nunca mirarte con frecuencia en el espejo, y verificar que te reconoces en él. Si en algún momento te surge la más mínima duda de quién es ese que tienes delante, da un paso atrás y piensa en qué momento te separaste de tu camino, el camino que tu interior guía. Nunca es tarde para volver, aunque cuanto antes lo hagas, más fácil te será recuperar tu propia senda y dejar de vivir la senda que a otros les gustaría que siguieras, porque les beneficia a ellos, no necesariamente a ti.

Me encantaría que escribieras más abajo en los comentarios, tus experiencias y tus reflexiones de estos engaños a los que nos sometemos nosotros mismos, de los peligros de una marca personal artificial. Y si te ha gustado este contenido, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, así muchas otras personas podrán hacer una parada para mirarse al espejo y ver si están en el camino que quieren estar.