Nos pasamos la vida pidiendo, reclamando nuestros derechos, he llegado a ver incluso manifestaciones reclamando derechos propios o ajenos, pero nunca vi una manifestación de miles, millones de personas dando. Aun así, ocurre, cada día, en muchas calles, alguien ayuda a algún desconocido, en el colegio, alguien que puede ayuda a quien no puede.

¿Te imaginas un mundo en el que de verdad nos regaláramos ayuda? ¿nos diéramos apoyo?

El beneficio que tiene para quien regala es enorme, comenzando por la química que genera nuestro cuerpo, y el bienestar que nos hace sentir ¿no es verdad que te sientes mejor cuando haces un regalo o ayudas a alguien?

La contribución es una necesidad básica del ser humano, y nos completamos cuando la desarrollamos, cuando cubrimos esta parte que nuestro ser más espiritual que físico requiere.

Muchas veces buscamos el sentido de la vida, y hay quien dice que el sentido de la vida es dar. Muchas personas han encontrado su sentido en darse a los demás, la Madre Teresa de Calcuta es posiblemente uno de los ejemplos más emblemáticos, pero hay muchas otras personas que de forma directa o indirecta han llevado una vida de entrega a los demás, en la mayor parte de los casos las madres son otro gran ejemplo de entrega.

Te invito a que reflexiones sobre cómo puedes modificar tu vida de modo que muchas más personas salgan beneficiadas de tu existencia, de forma que cuando no estés, se extrañe tu ausencia.

Yo desde aquí también quiero darte un regalo, el regalo de lo que mejor se hacer, ayudarte a llevar tu vida al siguiente nivel de excelencia, y por ello te invito a que visites esta página para conocer Nuestro Regalo

Será un placer conseguir juntos que el 2014 sea un gran año para recordar con cariño.