Estamos constantemente siendo impactados, el email, WhatsApp, teléfono, redes sociales, etc. Y lo peor no es que nos llegue información, es que además tenemos miedo a perdernos algo y que sea importante.

Poco a poco vamos restando eficacia y productividad, no solo en el trabajo, sino lo que es más importante, en nuestra vida, debido a estar atentos a todo y en verdad, profundizar poco. Puede incluso llegar el momento, en que veamos como la vida nos pasa por delante mientras que estamos ocupados leyendo la última información de nuestro sector, o ese último tweet, que puede marcar una diferencia en nuestro ascenso al éxito.

Podemos recordar el famoso principio de Pareto tan socorrido para todo, que indica que el 80% de lo que haces te proporciona el 20% de los resultados, y que hay un 20% de tus acciones que en verdad te proporcionan el 80% de resultados que importan.

En cualquier caso, da igual la regla o principio que se aplique, estarás de acuerdo conmigo en que la mayor parte del tiempo lo dedicamos a acciones que no suman puntos para lograr el éxito que deseamos. Por ésto es vital definir qué resultados quieres, y desde esa perspectiva única y aislada, decidir qué información o acciones verdaderamente te van a llevar más rápido a lograr tu objetivo. Y solo dedicar tiempo a aquellas que realmente importan. Para ello es importantísimo no perder el foco de lo que estás persiguiendo desde el principio hasta el final, el foco suma opciones y energía a tu éxito, la pérdida del mismo resta.

Lo primero es saber qué quieres lograr, ¿te has parado a pensar cuál es exactamente el resultado que quieres? no me refiero al que crees que quieres y te has repetido tantas veces, no, me refiero al que de verdad quieres, ¿para qué quieres lograr ese objetivo? Tenerlo claro te ayudará a mantenerte enfocado, incluso cuando lleguen momentos de dificultad, piensa en el resultado, imagínate disfrutando del resultado de tu éxito, ¿qué estarás viendo una vez logrado? ¿qué te dirías? ¿cómo te sentirías en ese momento? y ahora que tienes nuevamente claro qué quieres conseguir, vuelve a ponerte en acción, pero solo aquellas acciones que puedan ayudarte a conseguir el éxito que quieres.

Me encantará ayudarte a que puedas definir qué quieres lograr en tu vida, y además mostrarte los atajos y trucos que otros antes han utilizado para obtener mejores resultados.

En el Taller El Código del Éxito, en tan solo dos días, te ayudo a romper límites, romper las barreras que te están frenando para lograr el éxito que deseas y desde ahí vivir una vida más plena. Otras personas ya han experimentado esa transformación, te invito a que leas sus testimonios y les contactes. Será un placer vivir juntos la experiencia del Taller El Código del Éxito. Conoce más información y aprovecha la oferta pinchando aquí.

Testimonio Esther Mayordomo Taller El Código del Éxito

 

Imagen: Stage lights with smoky effect background. Fuente: Shutterstock