Todos queremos el éxito, pero pocos estamos dispuestos a pagar el precio del mismo. Porque no es gratis, no viene con un décimo de lotería, ni mucho menos. Los cimientos del éxito, no son sino sacrificios, fracasos, sudor, sufrimiento, dudas, incertidumbre, y muchas más lindezas, como bien definió el escritor italiano Giovanni Papini, “todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras”.

Esto es así en muchos aspectos de la vida, por no decir casi todos, y en el de la empresa no es menos. Pocos casos (yo ahora mismo, no recuerdo ni uno solo) hay en la historia de la humanidad, de éxitos al primer intento, ni siquiera el de aprender a andar, según se cuenta, la media es de 1.000 intentos, antes de que un niño pequeño aprenda a andar (de ser cierto, tal vez seamos menos listos de lo que pensamos, en comparación con otros animales del planeta).

Párate un momento a pensar en los triunfos, que has tenido en tu vida personal y profesional, ¿los has tenido a la primera que lo intentaste? ¿cuántas veces tuviste que fallar, antes de tener éxito? ¿cuántas veces tuviste que tropezar, para aprender cuál era la mejor forma de lograrlo?

Por este motivo, es preciso que cambiemos el paradigma de lo que es el fracaso, el tropiezo. Abracemos la derrota, debemos de transformar su significado actual, por otro que nos aporte valor. Por ejemplo, veámoslo como un escalón, que nos acerca a nuestros objetivos, como un paso hacia adelante.

Cómo tu mindset, está limitando tu éxito - Fernando Alvarez - El arma secreta del emprendedor y del_empresario es su mindset Habitualmente separa el fracaso de _exitoSi lo más probable, es que no haya un camino directo, recto y sin baches al éxito, ¿por qué nos empeñamos en que así sea? ¿por qué nos venimos abajo, cuando volvemos a tomar conciencia que nosotros tampoco lo hemos encontrado? ¿no es absurdo? Bien, pues tú tienes el poder de cambiar en tu mente, la interpretación que das, a cada piedra que encuentras en tu viaje hacia tus sueños.

No hay herramienta o aplicación que pueda resolver esto por ti, olvídalo, no se ha inventado ningún artilugio tecnológico, que cambie tu forma de pensar, aunque sería genial, pero no lo hay, ni tampoco hay pastilla que lo resuelva. Pero por otro lado, tienes el super ordenador más potente que el ser humano ha conocido aún, tu cerebro. Lo que ahí ocurre, puede venir programado de serie, por tu cultura, tu religión, tus creencias familiares, etc. ahora bien, que se mantenga esa programación, es una decisión que de forma activa o pasiva tomas tú. Porque puedes cambiarla, que siempre hayas pensado de un modo, no significa que siempre tengas que seguir pensando así. Toma hoy la decisión de pensar de forma más constructiva y eficiente, de modo que cada experiencia que vivas, sume en tu vida, no reste. Que cada vivencia, sea un recurso que utilices para acercarte a lo que deseas, no que te frene. La decisión es tuya, el control de tu cerebro es tuyo, porque si no fuera tuyo ¿de quién va a ser?

El mindset (mentalidad) del empresario o del emprendedor, es su arma secreta más potente, es lo que en muchos casos, separa el éxito del fracaso. Y este mindset, puede que lo tengas de serie, o puede que tengas que instalarlo por ti mismo. En cualquier caso, cuanto antes tengas el adecuado, cuanto más lo mejores, más cerca estarás de lograr resultados antes inimaginables. De ti depende.

¿Qué opinas de la importancia, que el mindset tiene en los resultados empresariales? ¿qué necesitas para mejorar tu mindset? Deja tus reflexiones en los comentarios, juntos podemos aprender mucho más. Y si te ha aportado este contenido, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, de ese modo, podemos ayudar e inspirar a muchos más profesionales, emprendedores y empresarios.