En esta nueva intervención en los programas de radio «Hoy por hoy Madrid Norte y Madrid Sur» de la Cadena SER y en el programa de televisión «Plató Abierto» de 8madrid sur TV Vamos a hablar de una técnica milenaria de origen budista muy de moda actualmente en Estados Unidos en el ámbito del coachingla plenitud del vacío y la conciencia plena.

Programa de TV

Enlace del vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=iNgKNjWo7tc

Audio programa de radio (10:37 minutos)

Mindfulness es el concepto occidentalizado que en la meditación budista se utiliza para definir la atención o conciencia plena. Este es un estado de gran valor para el ser humano, hasta el punto que ha sido rápidamente acogido en la psicología moderna para ayudar a los pacientes a superar ciertos estados psíquicos.

Ya en el siglo VI a.c. Lao-Tsé en su libro Tao Te King, nos decía que la utilidad de una vasija está en su vacío, la utilidad de una habitación esta también en su vacío, y que igualmente la utilidad del ser esta en el no ser, en su vacío. Tenemos la tendencia a llenarnos con todo tipo de cosas, la casa la llenamos de muebles y objetos, la mesa de trabajo de papeles, el tiempo lo llenamos de actividades, y el silencio lo llenamos de sonido, en muchas ocasiones ruido. Es como si tuviéramos miedo del vacío, como si el vacío pudiera hacernos daño.

Por otro lado tampoco nos es fácil vivir el momento presente con total plenitud, normalmente estamos saltando entre eventos del pasado, que han muerto y que ya no volverán, y eventos del futuro que en realidad son una promesa aun por cumplir, momentos en el tiempo que dependen enteramente del momento presente, podría decirse incluso que son una consecuencia del momento presente, por lo que si quieres influir en ellos, aquí y ahora es el momento para hacerlo. Nuestro será la consecuencia de nuestras acciones presentes, y estas son la consecuencia a su vez de nuestros pensamientos y emociones. Por lo que lo mejor que podemos hacer por nuestro futuro es prestar atención al momento presente.

Cuando somos totalmente conscientes de lo que estamos haciendo, cuando tenemos total atención a ese momento presente, logramos más y mejores resultados que si no estamos plenamente atentos. Por ejemplo, muchas veces engordamos de la forma más tonta, ¿quién no ha estado comiendo mientras veía la televisión o una película y sin darse cuenta ha llegado a comer más de lo que en realidad tenía apetito?. Está demostrado que si se come de forma distraída y no consciente tendemos a comer más, y parece que tardáramos en saciarnos.

Otro momento donde si nos mantenemos en el presente podemos mejorar nuestra calidad de vida enormemente es cuando vamos a dormir. Si justo antes de irte a dormir estas pensando en lo que tienes que hacer mañana o en lo que pasó hoy, probablemente te acuestes con un grado de actividad corporal y mental que no facilita el descanso, mientras que si te centras en el momento presente, es muy probable que logres tener un sueño más profundo y un mayor descanso. Al fin y al cabo, en ese momento ni puedes cambiar lo acontecido en el día, ni puedes hacer lo que has de hacer al día siguiente.

La forma de lograr este estado mental entre otras, es a través de la respiración y la meditación, la respiración es la clave de la vida, de hecho científicamente está demostrado que cuanto mejor respiremos mejor salud tendremos. Realizar una buena respiración consiste en respirar con toda la capacidad pulmonar de forma pausada, a diferencia de la respiración rápida y superficial que se hace normalmente. De este modo se facilita que llegue más oxigeno a todas las células del cuerpo, y facilita un estado de relajación corporal. Respecto a la meditación, al contrario de lo que se cree, no se trata de dejar la mente en blanco, si no de aceptar los pensamientos que en ella tienen lugar, y sin juzgarlos ni enredarnos en ellos, reconocerlos, aceptarlos y dejarlos pasar y volver con todos los sentidos a la actividad que en ese momento estamos realizando. Se puede meditar en quietud total sentado, tumbado, etc. y también se puede meditar mientras uno se ducha, mientras hace la comida, etc. la idea base es estar con la atención plenamente focalizada en la actividad que estás haciendo, sin más. Si estas lavando los platos, toda tu atención está en lavar los platos, no en lo que vas a hacer después, solo en lavar.

Esta técnica tiene muchísimos beneficios, estos solo son una pequeña muestra:

  • Poder de concentración.
  • Control de la ansiedad.
  • Reducción de las «reacciones» y aumento de las «respuestas» a los eventos que tienen lugar en nuestra vida.
  • Mejora de la forma de respirar.
  • Mayor relajación corporal general.
  • Mayor calidad de sueño.
  • Reducción de emociones negativas.

Hay muchos momentos en los que tener la facilidad de tener una atención o conciencia plena puede ayudarnos muchísimo, como por ejemplo cuando te enfrentas a un reto no habitual e importante (realizar un examen o entrevista, un despido, un abandono, una negociación, etc.), en estos momentos el poder relajarte, respirar y centrar la atención al momento presente, no a lo que podía haber sido y no fue, o lo que podrá ser y no sabemos si será, puede ayudarnos a que disfrutemos de ese momento presente y logremos crear oportunidades para el futuro que nos gustaría vivir.

Y como el conocimiento es mucho más útil cuando se pone en práctica, te propongo el siguiente ejercicio:

Dedicar una hora al día a ser consciente cada acción que estés haciendo, a dejar pasar cualquier pensamiento que no sea relacionado con la acción que estas realizando en ese momento, solo prestar atención al momento presente. Puedes elegir nada más levantarte hacerlo, o justo la última hora antes de acostarte, es preferible el silencio, sobre todo los primeros días, para facilitar esa concentración en el aquí y ahora. Y repetir esta acción durante 20 o 30 días, y después observar cómo te ha influido en tu día a día el haber realizado este pequeño ejercicio.