Ya llegamos, otro año más a punto de comenzar. Y en nuestra intervención mensual en los programas de radio “Hoy por hoy Madrid Norte y Madrid Sur” de la Cadena SER y en el programa de televisión “Plató Abierto” de 8madrid sur TV, hablamos de esa vieja costumbre babilónica de más de 2.000 años de hacernos propósitos para mejorar, para alcanzar nuevos objetivos en nuestra vida que sigue tan vigente ahora como entonces.

Pero ¿para qué?, ¡si nunca conseguimos que se cumplan!, porque nuestro espíritu de superación y de mejora no nos ha abandonado aunque nosotros abandonemos tan dignas intenciones año tras año. Y ¿qué podemos hacer para que este año las cosas sean realmente distintas a otros? ¿para que esta vez si logremos cumplir esos fantásticos propósitos?

Programa de TV

Enlace del vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=WkY-yxqCpts

Audio programa de radio (10:40 minutos)

Lo primero es saber que debemos de dejar de hacer:

  1. Dejemos de pensar en lo que no queremos, y comencemos en pensar en lo que verdaderamente deseamos. Cuando nos fijamos en lo que no queremos terminando atrayendo más de eso a nuestra vida, es una cuestión de foco de atención.
  2. ¿De verdad queremos lograr eso? o es más bien una cuestión social, o de nuestra pareja o familiar que le gustaría que lo lográramos. Será más fácil lograr algo que en verdad somos nosotros quienes realmente lo queremos.
  3. ¿Es un deseo actual?, tal vez es algo que llevamos años con ganas de lograr, y es posible que en su origen realmente lo quisiéramos, pero hemos de cuestionarnos si hoy día seguimos tan interesados como para dedicarle nuestra atención.

Una vez que esto lo tenemos claro, pasemos a la acción, sin acción no hay logro, te describo 6 pasos que has de dar para que te sea mucho más fácil lograr estos objetivos que te propones:

  1. Decide que es lo que realmente deseas, y que te impide tenerlo ahora. Es importantísimo ser específico, no vale decir quiero viajar, hay que concretar a donde, como quieres que sea el viaje, que duración, etc..
  2. Asocia un fuerte dolor al hecho de no cambiar, de seguir sin cumplir ese propósito, y un gran placer a la experiencia de hacer el cambio ahora. Los cambios casi siempre son más cuestión de motivación que de capacidad. Esto te ayudará a motivarte en la realización propósito.
  3. Interrumpe inmediatamente lo que haces que este limitando a lograr tu propósito. Decía Einstein que no hay mayor síntoma de locura que pretender obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo, pues bien, si quieres adelgazar, deja de comer aquellas cosas que inevitablemente te engordan, deja de comer en esas cantidades. Si quieres aprender a pintar, deja de estar tumbado en el sofá y ves a una papelería a comprar el material, busca en Internet una escuela, etc.
  4. Tienes que crear una nueva alternativa. Al cambiar de actuar de un modo dejas inevitablemente un hueco que es preciso llenar de forma consciente y elegida, no azarosa, porque podríamos caer en otros hábitos que no nos ayudarían con nuestro propósito. Un ejemplo claro es dejar de fumar, cuando interrumpes la pauta, de repente de encuentras con ¿qué hago tras el café? ¿qué hago cuando estoy nervioso? ¿qué hago cuando quiero activarme?, etc. Busca una alternativa a tu viejo comportamiento, una alternativa que te acerque a tu propósito, aunque sea despacio, pero que te acerque.
  5. Has de hacer fuerte y potenciar lo que te ayuda a lograr tu propósito. Has de recompensarte por cada paso que das en la dirección de tu propósito, en primer término porque si estas produciendo avances lo mereces, y en segundo porque además de esta forma te motivaras más para seguir moviéndote en esa dirección.
  6. Este es el paso más difícil. Lo primero es responderte a esta pregunta ¿realmente quieres lograrlo?, si la respuesta es sí, entonces ¡a qué esperas para ponerte en marcha! ¡leyendo no conseguirás tu propósito!, ¡ponte en acción YA!

Si lo deseas un regalo para este nuevo año, que puedes hacerte es contratar los servicios de un coach para que te ayude en la consecución de tus propósitos.

Yo Desde La Trinchera te deseo, que el año próximo lo encuentres lleno de días de ilusión y plenitud, y que cada minuto lo vivas con ¡absoluta pasión!

Me encantará saber de ti, y ¡saber cómo tu vida está cambiando para bien!