Para un mundo y un momento en la historia, donde más desplazamientos por el planeta se están produciendo, el poeta, novelista y ensayista escocés Robert Louis Stevenson, nos dejó hace más de un siglo, un buen aprendizaje en forma cita célebre: “Yo no viajo para ir a alguna parte, sino por ir. Por el hecho de viajar. La cuestión es moverse”. Y además con directa aplicación a nuestro deseo de maximizar nuestro rendimiento disfrutando en el proceso.

Muchas veces se ha hablado, de la importancia de planificar antes de actuar, de pensar antes de actuar, de tener una estrategia antes de actuar, de hacer muchas cosas antes de ponernos a hacer, lo que puede realmente marcar la diferencia. Y así es generalmente, pero también debemos darnos cuenta, de la importancia que tiene el ponerse en acción, en ocasiones como Robert Louis Stevenson nos decía, tan solo por el mero hecho de movernos. Porque cuando nos ponemos a hacer algo, estamos dando permiso a nuestro cerebro a que experimente, y desde esta nueva perspectiva, se nos pueden ocurrir buenas estrategias, mejores planificaciones y en definitiva, es algo que se retroalimenta.

Una buena forma de maximizar nuestro rendimiento, es precisamente mantener un buen equilibrio en nuestras tareas entre planificar y actuar, y no necesariamente en este orden. La buena planificación y estrategia, llega desde la experiencia que nos dan los errores, y estos los obtenemos cuando nos ponemos manos a la obra.

Tiene grandes ventajas actuar luego pensar - Fernando Alvarez - Las mejores estrategias y planes, son_consecuencia de la experiencia que nos da el haber actuado erroneamentePor lo que te invito a que de vez en cuando te pongas a hacer lo que consideras que tienes que hacer, sin más, sin darle más vueltas. Cuando hayas hecho algo, ya podrás saber si es la mejor forma o noEs como si habláramos de una versión beta de tu plan de acción.

No es exactamente una estrategia Lean, aunque la filosofía que hay debajo de esta forma de proceder, tiene un cierto parecido con ella, y en consecuencia con la metodología que hoy día siguen muchas empresas, a la hora de desarrollar sus nuevos productos o servicios. En un entorno en el que el pez rápido se come al lento, en un entorno donde tu competencia puede estar en cualquier punto del planeta, el que da primero, da dos veces.

Así que ya sabes la clave:

Primero actua, luego aprende y más tarde planifica.

Y qué mejor momento éste para ponerte en acción, y compartir tus reflexiones al respecto más abajo en los comentarios, ¿qué opinas de está recomendación de primero actúa, luego aprende y más tarde planifica?

Si te ha aportado este contenido, compártelo en tus redes sociales, juntos podemos ayudar a que muchas más personas produzcan los resultados que desean. Y ¿no sería ésta, una forma de contribuir a crear un mundo mejor?