aprender de los fallosEsta cita no es mía, es de Tal Ben-Shahar, y dice así textualmente:

O aprendemos a fallar o fallamos al aprender

Tal, profesor de psicología positiva en la Universidad de Harvard es uno de las muchas personalidades del mundo académico y científico que subraya la importancia de aprender a tener fracasos, fallos, tropiezos, etc. es preciso que sepamos caer para luego aprender a levantarnos.

En el arte marcial Judo, una de las primeras cosas que se aprenden, además de a respirar correctamente, es a caer, se aprende a caer antes que a tirar al contrario. Se da por echo que antes o después caerás, y lo importante es que esa caída no te suponga perder el combate, sino que solo represente una caída, y en este sentido hay técnicas muy trabajadas para que aun cayendo con fuerza y desde una considerable altura lo puedas hacer sin hacerte apenas daño.

En este sentido es importante que tomemos conciencia de la alta probabilidad de que todos nuestros planes no salgan bien, que no tengamos éxito en todo aquello que emprendamos, y que lo importante es que saquemos partido incluso de esos fallos, que como siempre digo a mi equipo «no me importa que falles, pero la siguiente falla mejor». Personalmente parto de la base de que cuando uno falla y aprende de ello, esta reduciendo las posibilidades de volver a fallar, ya que aunque solo haya una posibilidad de éxito y 10 de fallar, tardará más o tardará menos, pero al no repetir fallos solo es cuestión de tiempo de que tenga éxito, y normalmente no se agotan todas las posibilidades de fallar, se suele acertar mucho antes.

¿Cómo te tomas los fallos? ¿te lamentas? ¿te paras a ver que puedes mejorar?

Te animo a que tomes cada fallo como si de un trampolín se tratara, cada uno te acerca más al éxito si así te lo propones y lo trabajas.

Imagen: ronnieb