¿Cuántas veces has pensado que lo que te ocurre es real? Supongo que prácticamente todas. Muchas veces interpretamos las situaciones desde nuestra perspectiva que carece de toda la información, como para poder con ello tener una visión suficientemente realista de lo que ha ocurrido, y sin embargo nos llevamos esa «realidad» para siempre con nosotros.

Y a partir de esa realidad actuamos, y en muchos casos nos preocupamos, e incluso nos paralizamos. ¿Cuántas veces te has paralizado por algo, que pasado el tiempo has ido conociendo más detalles, bien porque te lo han contado o bien por tu propia experiencia, y te das cuenta que no era para tanto?

Te invito a que de aquí en adelante, cada vez que se te plante una situación que te deje paralizado tomes conciencia que la «realidad» que percibes, no es la realidad completa, y que seguramente exista otra realidad que te transmitiría distintas emociones, otros pensamientos y en consecuencia terminarías realizando otras acciones que te ayudarían a alcanzar el éxito con mayor facilidad.

La realidad nos la creamos nosotros en nuestra mente, cambia tu mente y cambiarás tu realidad.

Imagen: surrealistic picture of an apple reflecting in the mirror Fuente: Shutterstock