Así lo veo yo. La vida es social en cualquier tipo de especie, da igual que nos vayamos a las hormigas, a los bosques de pinos, o a la compleja pirámide ecológica donde se socializa entre los distintos estratos siendo depredador o «depredado», al final todo está vinculado, aun sin descartar alguna posible excepción que seguro la hay, siempre la hay para que al menos alguien pueda llevar la contraria.

En ocasiones el medio puede ser el agua, otras la tierra y otras el aire, pero básicamente se mantienen los aspectos de relación social importantes.

Podemos entender estas relaciones utilizando distintos modelos, uno de ellos podría ser el de estructuras de redes, en las que distintos nodos se interrelacionan desde distintos puntos, y que en global no ha de responder necesariamente formas simétricas.

Visto esto, creo que puede entenderse mejor qué son y por qué han tenido tanto éxito las redes sociales, al final no son más que un nuevo soporte, en este caso tecnológico, para lo que ya se venía haciendo. Han aumentado la facilidad de comunicación incluso en grandes distancias, han aumentado nuestro número de conexiones de distintos modos (por nuestra historia de estudios, trabajos, intereses temáticos, etc.), y nos ha permitido socializar más de lo que antes lo hacíamos, antes era muy complejo organizar eventos de más de 50 personas, ahora es con bastante mucho más sencillo, uniendo perfectamente así ese mundo 2.0 con el tradicional 1.0, lo que nos aporta aun más riqueza social.

Aunque de modo resumido, esta es mi visión de lo ocurrido, y remitiéndome a este punto de vista,  no me queda más que pensar que el futuro será cada vez más social, y que si quieres que tu empresa tenga futuro, te deseo la mejor de las socializaciones para ella. Y no olvides que el futuro comienza justo ahora mismo.

¿Qué vas a hacer para socializar más tu empresa en esta semana?