El éxito de una empresa depende tanto de lo que hace bien, como de lo que hace mal. Muchos emprendedores y empresas han fracasado, debido a aquellas cosas que hicieron mal, ya que las que acertaron, no fueron suficientes ni suficientemente impactantes como para compensarlas.

Aunque hablaba de leyes, el Barón de Montesquieu lo sabía bien, ya que el mismo principio es aplicable a la empresa. Sólo que en las empresas no hay leyes, pero sí procedimientos, procesos y protocolos que hay que seguir, y los innecesarios podrían debilitar los convenientes, debido a distintos factores, entre otros a:

  • Consumen recursos humanos, de espacio, de tiempo, de energía, etc. innecesarios, y suelen terminar drenando la motivación de las personas.
  • Ayudan a perder el foco de lo importante, y nos distrae con lo accesorio.
  • Generan ruido. Tienen la facilidad de generar ruido y dificulta la claridad de objetivos.

Ya he dejado totalmente claro que soy 100% partidario de establecer procesos, procedimientos,  protocolos y normas que ayuden a que la empresa fluya y sea más ágil, ahora bien, no hacerlo porque hay que hacerlo, sino porque realmente son necesarios, y además, no verlo como algo fijo, estático, sino como formas de operar en la empresa, que tienen que cambiar según la empresa evolucione.

Procesos en la empresa - Fernando Alvarez - Muchas veces se logra el exito evitando aquello que no hay que hacerComo emprendedor, es importante que aquellas cosas que se realizan de forma repetitiva, una vez se hayan realizado las suficientes veces, como para saber cuál es la forma más adecuada de llevarlas a cabo, lo ideal es definir los pasos con detalle en un manual de procedimientos, de forma que sin importar quien lo haga, el resultado logrado sea siempre el mismo, en calidad, forma, tiempo, etc. Aunque como decía, si quieres evolucionar, también tienes que estar abierto a la capacidad de innovación, incluso del propio proceso. Porque puede que hoy dadas las circunstancias, esa sea la mejor forma de proceder, pero tal vez en un futuro, la situación cambie y sea mejor hacer las cosas de otro modo.

Y esto es aplicable a toda la vida personal también, no solo la profesional, ¿cuántas cosas en tu casa o en tu trabajo haces de forma repetitiva? ¿cuántas veces las haces idénticamente a las anteriores? ¿sería posible que en lugar de realizarlas tú, las hiciera otra persona? ¿podrías describir paso a paso, con detalle cómo ha de procederse? tal vez subcontratar ese trabajo (no tiene que ser profesional necesariamente, puede ser personal) te deje tiempo para lo que realmente es importante, que es allí donde puedes aportar el mayor valor posible.

¿Qué opinas de lo que acabo de contarte? ¿Dónde puedes aplicarlo hoy mismo? ¿En qué modo puede cambiar el nivel de resultados que estás logrando, profesional y personalmente? Cuéntalo en los comentarios, y así juntos podemos aprender mucho más, inspirarnos mucho más. Y si te ha parecido interesante este contenido, compártelo en tus redes sociales, juntos podemos lograr que muchos más profesionales y empresas, sean más eficientes.

Montesquieu - Procesos en la empresa, el bueno, el feo y el malo

Te he creado un cuaderno de trabajo, para que te sea fácil determinar qué tareas son más sensibles para crear procesos, y cómo hacerlo.

Bájate el cuaderno de trabajo ahora, y comienza a ser más eficiente en tu vida personal y profesional, y por supuesto, en tu empresa, ya que la eficiencia se relaciona directamente con los resultados económicos y con tu calidad de vida.