¿A quién no le gusta que tengan detalles con ella o él? ¿a quién no?

Cuando vas a ver a una persona a su despacho, ¿cómo te sientes mejor: cuando su mesa esta limpia y puedes apoyar un cuaderno y bolígrafo o cuando esta repleta de papeles y te tienes que apoyar en tus piernas? ¿trabajarías con comodidad para una empresa que tiene sus oficinas descuidadas respecto a la limpieza? ¿qué tipo de “líder” pensarías que tiene? ¿si esa es la atención que presta a ese tipo de cosas, que otras que consideramos básicas estará olvidando?

Ahora bien, por otro lado, ¿cómo sería tu trabajo en una empresa en la que el líder te felicita por tu cumpleaños? ¿que recuerda que te gusta un tipo de comida o dulce y cuando sale de viaje se acuerda de ti y te lo trae? ¿qué te pregunta por cómo están tus personas queridas? ¿trabajas mejor en una oficina con plantas?

¿En cuál de las dos empresas te gustaría trabajar?

Bien, pues ahí tienes el modelo a seguir. Conviertete en el líder que te gustaría que te liderara.

¿Qué detalles sería recomendable que comenzaras a cuidar esta misma semana? reserva un hueco en la agenda para esta semana y por pequeños que sean, cuida los detalles, son muy importantes.

Un gran ejemplo de este tipo de liderazgo lo puedes encontrar en Nelson Mandela, reflejado a este nivel de pequeños detalles en la película Invictus.

 

Imagen: xololounge