Gracias a la marca de refrescos Pepsi, patrocinadora del evento “III Congreso de Mentes Brillantes. El ser Creativo: ideas para cambiar el mundo” pudimos disfrutar de dos días repletos de impactos mentales y emocionales, con ponentes de la talla de Ferran Adriá , Mario Alonso-Puig, Nancy L. Segal , Isabel Behncke, Jack Horner, Beatriz Alara o Dennis Hong entre otros.

Además pudimos hablar en privado con varios de ellos como Ferran Adrià, al que pregunte ¿cómo puede hacerse para mantener la creatividad y la innovación tras tantos años?:

[quote]Buscando retos imposibles, ahora no se trata de hacer el mejor restaurante del mundo, ya lo he tenido, sin embargo me dices algo diferente, pues si, tiene que ser algo nuevo.[/quote]

También nos hablo de la importancia de tener puesta la visión y el esfuerzo en un único objetivo y seguir año tras año trabajando en lograrlo y superarse constantemente. Así como Dennis Hong nos habló de los retos que la robótica nos lanza para el futuro inmediato y la convivencia con el ser humano, más allá de la ciencia ficción del cine, y llegando no sólo a los usos militares, sino a los civiles donde su industrialización y comercialización realmente facilitaría que los costes de producción se redujeran notablemente.

Muy interesante fue el baile que Mario Alonso-Puig hizo entre el ser humano material y el espiritual, la mezcla de alma, mente y emoción que nos hace ser quienes somos, recordando a Kahill Gibran: “En esos inviernos que soporta el corazón hay una primavera apunto de despertar, detrás de la noche más oscura, siempre hay la promesa de un precioso amanecer”.

Se nos recordó la importancia de la alimentación, el tubo digestivo produce el 12% de la serotonina del cuerpo, y además el tubo digestivo también estimula el sistema inmunitario, por lo que es clave su cuidado, cuestión que en estos tiempos de urgencias y largas jornadas descuidamos, mermando notablemente nuestra calidad de vida, que posteriormente intentamos compensar con nuevos hábitos nada saludables.

Hubo momentos en que nuestros “hermanos” los primates nos pudieron enseñar de forma radicalizada de la mano de Isabel Behncke, dos tipos de comportamientos muy diferentes (uno más agresivo y competitivo, otro más cordial y colaborativo, e incluso muy sexual) y las consecuencias sociales de los mismos, ahí la conclusión fue clara y ya conocida, haz el amor y no la guerra.

Nancy L. Segal también nos invito a la reflexión sobre lo que aun está por descubrir en cuanto qué parte del comportamiento humano es innato o incluso genético y que parte podría decirse que es aprendida, a través de las experiencias vividas con gemelos que son separados al nacer sin conocer la existencia del otro durante muchos años y llevar vidas totalmente distintas en familias diferentes. Lo que me recordaba a nuestro querido Felix Rodriguez de la Fuente cuando hizo el experimento con el Alimoche para saber si su habilidad para romper huevos con piedras era aprendizaje o conocimiento genético, y se pudo comprobar que sin contacto con el exterior el Alimoche estudiado rompió el huevo con asombrosa facilidad.

Imposible recoger en unos párrafos todo el conocimiento y reflexiones que tuvieron lugar en muchas más de 20 horas de estos dos días.

Como conclusión me gustaría sugerir que todos en algún momento, nos tomáramos al menos dos días, para conocer distintos puntos de vista de lo que la existencia humana es, que aprendamos de distintas áreas del conocimiento nuevos conceptos que seguro de un modo u otro podremos aplicar en nuestra vida y trabajo y sobre todo, que intercambiemos experiencias y conocimientos como tuvo lugar en este encuentro, ya que todo ello podrá marcar una diferencia en nuestro modo de ver el mundo, y esto puede cambiarlo todo.