¿Sabes que tus clientes vinculan emociones y sensaciones a tus productos y/o servicios?

Si, es algo inevitable. El ser humano percibe sensaciones que traslada a emociones constantemente, en cada interacción. Por lo que cada vez que ve tu publicidad, tu documentación o habla contigo esta recibiendo más cosas que la simple comunicación verbal o escrita.

En este anuncio que fue prohibido en Corea podemos ver como la marca vincula emociones y sensaciones no propias de consumir el producto, aunque estas se quedarán vinculadas en el subconsciente del potencial cliente. Si esta comunicación la hacemos repetitiva afianzaremos esos vínculos, y consumir noodles terminará siendo un placer como hay pocos.

Cuando publicitas en folletos u otro soporte, o cuando vendes de viva voz un producto o servicio ¿a qué emociones lo estas vinculando? Porque el potencial cliente en ese momento está sintiendo algo, algo le estas transmitiendo, y siempre es mejor tener el control y elegir qué quieres que vincule que no dejarlo al azar.