Es clave, como bien nos inspira José Ingenieros, que construyamos y dirijamos empresas mirando al futuro, y que además, inculquemos como cultura de empresa esta actitud.

Muchas veces me encuentro con culturas empresariales que tuvieron años de gloria, y que la mentalidad colectiva que produjeron, se quedó mirando lo bellos que fueron esos tiempos pasados, y es una pena, porque éste, es el principio del fin. El pasado, pasado está, y por más que lo miremos, no vamos a hacer que vuelva. 

Es fundamental que desde la dirección, hasta el nuevo empleado recién llegado, tengan su mirada puesta hacia adelante, hacia el futuro que quieren crear.

Esto en empresas de nueva creación, no suele suceder (por lógica, acaban de nacer, no tienen pasado y además hay un sentimiento de esperanza en el futuro que quieren crear, en lo que está por venir), pero puede terminar sucediendo con el tiempo, por lo que es de vital importancia que desde el inicio, se integre esta actitud. Da igual lo que logres, una vez alcanzado, pongamos la mirada en nuestro siguiente objetivo, no en intentar mantener este logro por tiempo indefinido, porque de hacerlo sucederán dos cosas:

  1. El futuro de las empresas está delante, ¿cómo verlo?Nada dura eternamente, y la sensación de fracaso y caída, será mayor si llevas mucho tiempo sujetado a un único recurso, que si en todo momento has estado buscando nuevos logros.
  2. Como nada dura eternamente, si tu empresa lleva tiempo sin buscar nuevos éxitos, y además se ha abrazado más de lo conveniente al que habéis tenido, cuando éste se desvanezca, dejará un vacío tan grande, que costará mucho más mirar al futuro con esperanza, y será demasiado fácil mirar al pasado con nostalgia. El cementerio empresarial está lleno de empresas, que vivieron tiempos de gloria.

En primer lugar, desarrolla en ti una actitud de esperanza hacia el futuro, de pensamiento tipo: “lo mejor está aún por llegar” o “lo logrado hasta ahora, es un trampolín hacia lo que vamos llegar a lograr”. E inculca esta semilla en la mente de cada persona que pertenezca o colabore con tu organización. De este modo, estás dando permiso a la innovación, a la creación de alternativas, a no conformarse con lo que ya hay y se ha logrado.

Con el paso del tiempo, verás en qué personas esa semilla ha germinado, porque su mente y actitudes tenían buena base para crecer, y en cuales no. Llegado el momento de tener este conocimiento, tendrás que tomar decisiones con aquellas personas en las que no ha sido posible crear esta actitud.

¿Cuál puede ser el futuro que te espera a ti y a tu “gente”, si abrazáis esta filosofía empresarial y de vida? ¿Hasta dónde podréis llegar? ¿Cuánto podéis llegar a ganar? Como el aprendizaje es mayor si es entre todos, te invito a que en comentarios dejes tus reflexiones y que compartas este contenido en tus redes sociales, juntos conseguiremos que más personas y empresas, miren al futuro con esperanza, y juntos crear un mundo mucho mejor.

El futuro de las empresas está delante, ¿cómo verlo?

Descárgate la hoja de trabajo y comienza a modificar tu forma de ver el futuro y tus logros, para que puedas alcanzar rápidamente el máximo rendimiento tuyo y de tu equipo u organización.

Accede ahora a ella, la mejora llega con la acción, después de la reflexión.