Ferdinand FochcomillasEl arma más poderosa de la Tierra es el ardiente alma humana.

Ferdinand Foch, Comandante en jefe de la Armada Aliada en la I Guerra Mundial.

El ser humano tiene la capacidad de lograr cualquier cosa que sea capaz. En el emprendedor es importante que su Alma este en equilibrio con su Ego. Si ambas partes están en armonía, no hay límite suficientemente grande que no pueda ser alcanzado, no hay sueño irrealizable, todo es posible para el guerrero que mantiene Alma y Ego en equilibrio.