Este es un tema de gran debate y casi podría decir de debate sin fin: te motivas o te motivan.

En el caso del emprendedor guerrillero la cosa esta clara, te motivas. Si no te motivas tú no te motiva nadie. O al menos, es muy difícil una motivación externa al 100%, pero y aquí es donde viene el pero, si que puede haber ayuda o refuerzo de esa motivación.

Entonces en este sentido y esperando que estés de acuerdo en este punto, la pregunta es ¿qué hacemos para motivar a nuestros colaboradores? ¿qué hacemos para motivar a nuestros clientes a trabajar con nosotros? Por poner ejemplos, es posible motivar al cliente a que venga a visitarnos según sea el tipo de servicio o negocio que tengamos.

En broma tenemos esta imagen que nos da una idea de lo que quiero decir, ¿imaginas que un oculista la utilizara para motivar a hacerse las revisiones periódicas de visión? De forma un tanto segmentada atraería a un tipo de público muy concreto.

¿Qué pequeñas cosas puedes cambiar que motiven a que te llame un cliente? ¿la música de espera? ¿qué la atención sea tan rápida que no necesites música en espera?

Si tienes una consulta o establecimiento abierto al público, ¿qué la música ambiental y los asientos sean más agradables? Es parte del «secreto» de Starbucks.

En muchas ocasiones son simples pequeños detalles que nos hacen (como clientes) la vida más agradable al tratar con una empresa que con otra, cosas como que sepan quién eres, que te llamen por tu nombre, que te traten como una persona no como una cuenta bancaria, etc.

En estos tiempos más que nunca es importante que los clientes se sientan motivados a estar cerca de nosotros, ¿qué opinas? ¿qué otras cosas se te ocurren que puedan hacerse?