Liderar a otros y estar en posición de poder influirles, es una responsabilidad, no un derecho, y por lo tanto, es importante estar constantemente pendiente de seguir el camino correcto. Ostentar la posición de líder de una empresa o un grupo de personas, no te da la virtud de llevar siempre razón. O como dijo el escritor, compositor y filólogo ingles Samuel Butler“Desde un punto de vista elevado, no hay error más grande como el de siempre estar en lo correcto”.

Esto me recuerda la película The Wizard of Lies, en la que Robert de Niro encarna a Bernie Madoff, que defraudó a sus clientes billones de dólares (puedes ver el trailer en ingles aquí). Hay un momento en la película, que una persona dice que había denunciado que esto estaba ocurriendo, aun cuando todo el mundo veneraba a Madoff (en este caso me permito no llamarlo señor), y dijo que se dio cuenta que estaba sucediendo algo, cuando se veía que todas las inversiones de éste, obtenían beneficios, frente a las de otros buenos inversores, que de vez en cuando se equivocaban. Parece ser que Bernie Madoff no se equivocaba, nunca. Te recomiendo ver la película si tienes oportunidad, es una buena descripción de los hechos sucedidos en nuestra historia reciente, estoy seguro que te sorprenderán ciertos detalles sobre la confianza y el comportamiento humano.

No puedes no equivocarte nunca, eres humano, y si estás liderando, guiando por un camino no transitado anteriormente, la capacidad de errar es aún mayor incluso, por lo que saber que esto va a ocurrir más pronto que tarde, aceptarlo, y tener previsto cómo gestionarlo, han de volverse prioridades en un liderazgo eficiente.

Tienes que estar preparado para aceptar, que en ocasiones te equivocarás. Esto muchas veces es lo que más nos cuesta, más aun si llevamos una buena racha de aciertos. No por ello no eres suficientemente bueno, por supuesto que lo eres, has llegado hasta donde has llegado. Para ello habrás tenido que hacer muchas cosas bien, estoy seguro.

fracaso inevitable exito del liderazgo - Fernando Alvarez - Igual que el Yin y el Yang todo en su_interior contiene a su opuesto La luz y la oscuridad y el fracaso y el exitoAdemás, no es suficiente con aceptarlo, tienes que saber cómo gestionaras este error, y en consecuencia cómo lo comunicarás y qué protocolos definirás para detectar y corregir.

Como líder tienes que ser capaz de prever, no solo las cosas buenas que pueden ocurrir y a las que te diriges y guías, sino las malas, porque es intrínseco del mundo, que la luz tiene oscuridad, que existe el calor y el frío, e igual que el Yin y el Yang, cada cosa, dentro de sí, tiene a su opuesto. Y tu camino no estará exento de ambas caras de la misma moneda.

¿Cómo afrontas los fracasos? ¿qué sientes cuando los demás te ven que has fallado en algo? ¿cómo te afecta? ¿cómo te sientes si alguien que “trabaja para ti”, te indica que estás equivocado? ¿lo sopesas de verdad o tienes a pensar que no es cierto?

¿Cómo vas a detectar, si vas por el camino correcto o si te has ido por otro no tan bueno? ¿cuál será la forma de actuar en caso de error? 

Todas estas preguntas es mejor trabajarlas y responderlas cuando estás avanzando, porque cuando uno ha fallado en algo, lo que necesita es corregir el rumbo lo antes posible, y la improvisación habitualmente no es la mejor consejera.

¿Cómo vives el no llevar siempre razón? ¿cómo lo gestionas? Me encantaría conocerlo, puedes dejar tus reflexiones más abajo en los comentarios, de este modo todos podemos aprender unos de otros.

Y si te ha aportado este contenido o te ha parecido interesantes, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, juntos podemos lograr que haya mejores líderes, y que de este modo, todos alcancemos más éxitos a través de un camino disfrutado también más.