huelga

Hoy en España es día de huelga, día en el que “libremente” podemos dejar de trabajar para manifestar nuestro desacuerdo con una o varias cuestiones, de forma global como país.

Ahora bien, me gustaría que nos paráramos a reflexionar de la conveniencia y para quién de esta conveniencia.

España es el séptimo país en productividad de Europa (por detrás de Italia que está el cuarto) según estudio realizado por el Institut National de la Stastistique et des Études Économiques (INSEE)

España tiene una población activa de 23 millones, de las que 18 millones están ocupadas y 5 millones en desempleo.

De los 18 millones, 1,8 millones son autónomos.

Podía seguir así dando cifras, aunque no creo que sea necesario, están ahí, en Internet, accesibles para todos.

La cuestión que quiero plantear es:

El modelo de huelga tradicional de dejar de trabajar ¿es el que España y nosotros necesitamos ahora?

¿En qué nos beneficia?

Hay mil formas de hacerse oír, incluso utilizando medios como Internet, formas mucho más sonoras y que dejan en el tiempo una estela muchísimo más fuerte, y que además se facilita el eco en otros lugares.

Creo que aquí todos tenemos una oportunidad de reflexión importante:

¿Qué tipo de huelga estás haciendo?

¿En qué medida el hacer este tipo de huelga estas perjudicando o beneficiando tu futuro económico y el de tu país?

¿Qué otro tipo de acción puedes tomar qué aporte más beneficios a todos?

En cualquier caso, confío y espero que hoy el día transcurra sin incidentes que lamentar, y que todos, y digo todos, aprendamos algo de lo sucedido hoy (la anterior huelga general fue tan solo hace dos años) para no tener que repetir los mismos errores una y otra vez.

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país..
John F. Kennedy

 

 

NOTA: El «libremente» se refiere a aquellas personas que olvidan el derecho constitucional a la libertad de expresión y acción en este caso. Estos derechos nos los hemos ganado todos gracias al trabajo realizado por nosotros y en especial por todos los que antes de nosotros lucharon para que hoy disfrutemos de este privilegio.